fadel-sec-ambiente

Funcionarios de Ambiente se interiorizaron sobre un proyecto de riego forestal a partir del tratamiento de efluentes

El secretario y subsecretario de Ambiente, Martín Barbieri y Lucio Amavet, recorrieron la planta frigorífica de Fadel, ubicada en la ruta provincial N° 23, y se interiorizaron del proyecto. Luego se mostraron “gratamente sorprendidos por la iniciativa que puede ser tomada como ejemplo para ser replicada en otras industrias con similares características”, expresó el titular de la cartera ambiental, Martín Barbieri.

Y afirmó que este tipo de visitas son parte de la política que lleva adelante “este gobierno provincial, de estar en el territorio, junto a los empresarios, trabajando para lograr una provincia más sostenible y sustentable”.

Respecto al proyecto dijo que “colabora en el control de la contaminación y se enmarca en la política que lleva adelante la Secretaría de Ambiente vinculada a incluir el criterio de sostenibilidad en los procesos productivos e industriales, cuidando el ambiente y los recursos naturales”.

La visita se dio en el marco de las recorridas que se realizan por las distintas industrias de la provincia, y que continuarán durante 2019, para conocer el funcionamiento y lo que están haciendo las empresas en materia de control de efluentes sólidos, líquidos y gaseosos.

Los funcionarios provinciales fueron invitados por los propietarios de la empresa para conocer el funcionamiento del proyecto de riego forestal y efluente cero que se implementa en la planta frigorífica de la industria. El mismo consiste en el reuso forestal que le dan al efluente tratado.

Fadel es una empresa ubicada en Colón, dedicada a la cría y venta de pollos parrilleros y porcinos. A partir del tratamiento que realizan a sus efluentes, el mismo es utilizado para el riego forestal de las plantaciones ubicadas en los alrededores de la planta.

Con este sistema, desde diciembre de 2017 a abril de 2018 se reutilizaron para riego forestal 1000 m3 de efluente tratado por día durante 100 días, lo que dio un total de 100.000 m3. Con ello, prácticamente no se emitieron efluentes al curso superficial en un período crítico de estiaje.

Además, se recuperaron nutrientes por un total de 37 kilogramos de fósforo por hectárea por mes y 330 kilogramos de nitrógeno por hectárea por mes.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!